trazando la estrella de belen, la epifanía del Señor
STEM

Matemáticas en la Epifanía del Señor

Durante la última semana de Navidad, es una gran oportunidad para relatar la Epifanía del Señor Jesús. Narrar la historia de los tres Reyes Magos es siempre atractiva. En lo personal, a mi encanta escucharla, por esto consideré hacer dos actividades “Hands on Learning” con mis hijas que fueron todo un éxito. Pero sobretodo, se divirtieron y fue una oportunidad para relatar, una vez más, esta preciosa historia. 

1. “A trazar y pintar la Estrella de Belén!”

Esta actividad de arte la hice de manera diferente con mis hijas. Con la mayor que tiene 4 años reforcé el trazo y con la menor, que es de 2 años, practiqué el uso de goma.

¿Qué materiales utilicé?

1. Papel Butcher blanco o cartulina blanca.

2. Marcadores.

3. Acuarelas.

4. Papeles de colores.

5. Goma (stick glue).

¿Cómo lo hice con mi hija de 4 años?

  1. Dibujé la estrella con líneas punteadas para que mi hija pueda hacer el trazo con marcador.
  2. En cada una de las puntas escribí los números del 1 al 6. 
  3. Cuando le pedí que empezara a trazar, le indiqué que debía seguir los números en orden: Trazar de la punta 1 hasta la punta del 2, de la 2 a la 3 y, así hasta llegar al 6.
  4. Luego, pintó la estrella con acuarelas.
¿Cómo lo hice con mi hija de 2 años?

  1. Dibujé la estrella con líneas punteadas aun cuando sabía que ella no iba a trazarla. Lo hice así, para evitar que la una vaya al papel de la otra (con dibujos iguales, no hay intercambio). 
  2. Recorte papelitos de colores de diferentes formas y le pedí que los pegara dentro de la estrella.
  3. Luego, ella también pintó la estrella con acuarelas.

2. “A seguir la Estrella de Belén!”

Esta actividad la hice sólo con mi hija mayor aún cuando al final se unió la menor, colocando stickers en los ojos y boca del Rey Mago. Reforcé con ella básicamente dos cosas: Seguir instrucciones y orden numérico. 

¿Qué materiales utilicé?

1. Papel Butcher blanco o cartulina blanca.

2. Marcadores.

3. Dot stickers

¿Cómo lo hice?
  1. En el papel butcher, dibujé en la parte de abajo a los tres Reyes Magos y escribí sus nombres: Melchor, Gaspar y Baltasar.
  2. En la parte de arriba dibujé la estrella en el centro.
  3. Luego, tracé líneas curvas con un color diferente para cada rey Mago e hice unos pequeños círculos en cada curva.
  4. A cada círculo de las curvas los enumere. En la línea verde numeré hasta el 8, en la azul hasta el 14 y, y en la roja hasta el 12. 
  5. Luego, en los “dot stickers” escribí los números para que los pueda parear.
  6. Coloqué el dibujo en la pared, le relaté la historia de los Reyes Magos brevemente y, le dije que debíamos ayudarlos a seguir la Estrella de Belén.
  7. La animé en todo momento a que coloque los números en orden, es decir que empiece por el número 1, luego el 2 y, así sucesivamente.

Cuando terminamos la actividad, mi hija estaba super orgullosa de ella misma porque hizo que los Reyes Magos siguieran a la Estrella de Belén.  Pero, tengo que admitir que fueron bastantes stickers los que tuvo que colocar y, eso hizo también que su satisfacción sea grande.

Mt 2,1-12: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido?»

Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusa­lén preguntando:

— «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo».

Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías.

Ellos le contestaron:

— «En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta:
“Y tú, Belén, tierra de Judea,
no eres ni mucho menos la última
de las ciudades de Judea,
pues de ti saldrá un jefe
que será el pastor de mi pueblo Israel”».

Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles:

— «Vayan y averigüen cuidadosamente acerca del niño y, cuan­do lo encuentren, avísenme, para ir yo también a adorarlo».

Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pron­to la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.

Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Y habiendo sido advertidos en sueños, para que no volvieran adonde estaba Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *