Jugando en una caja sensorial: pescador de hombres
Lenguaje

Jugando en una caja sensorial: Pescador de Hombres

El evangelio de este domingo nos habla cuando Jesús llamó a Simón y Andrés a ir con él ya que el Maestro los haría Pescador de Hombres. Les leí a mis hijas el evangelio, conversamos acerca del mismo y, seguido hicimos una actividad que consistía en pescar peces. Esta actividad propone dos cosas: Reforzar la lectura que realizamos y seguir exponiéndola al abecedario español con la letra “Ñ”. Sin embargo, los más importante de esta actividad, es que hacemos lectura en voz alta de la Biblia y lo completamos con una actividad “Hands on Learning”.

¿Qué utilicé?

  1. Cartón de leche o jugo
  2. Marcador negro
  3. Cucharones de cocina
  4. Caja de plástico
  5. Agua

¿Cómo lo hice?

  1. Corté el cartón de leche y dibujé con un marcador negro peces.
  2. Dentro de cada pez escribí una letra y, me aseguré de que estuviera la “Ñ”
  3. Corté los peces.
  4. En una caja de plástico llené un poco menos de la mitad de agua y coloqué los “peces”.
  5. Tomé dos cucharones grandes de cocina y les pedí que pescarán las letras.
  6. El reto era que pesquen el pez con la letra que yo iba diciendo. La letra Ñ la deje para el final.
  7. Una vez que llegamos a la letra Ñ les explique que esa letra es como la N sólo que tiene un sombrerito curvo arriba y se pronuncia “ñ”.

¿Qué habilidades estuvieron expuestas en esta actividad?

  1. Fue una buena oportunidad para exponer la letra Ñ ya que no existe en el inglés.
  2. Reconocimiento de letras del abecedario
  3. Coordinación de ojos y manos, ya que para pescar debía utilizar los cucharones.
  4. Pude conversarles que Jesús siempre nos llama a seguirlo, a amarlo y que nos pide a que invitamos a los demás a hacer lo mismo.

A continuación transcribo el evangelio del domingo.

Mc 1, 14-20: “Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres”

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se dirigió a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía:

— «Se ha cumplido el plazo; está cerca el reino de Dios: conviértanse y crean en el Evangelio».

Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando las redes en el mar.

Jesús les dijo:

«Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres».

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca reparando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los trabajadores y se fueron con él.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *